Me hacen feliz

domingo, 1 de noviembre de 2009

Raros peinados nuevos.


Las mujeres tenemos algo con el pelo, le damos demasiada importancia. De chiquitas vimos alguna publicidad con una nena de pelo largo y hermosa que se peina frente a un espejo en un armazón de plástico y con detalles de princesa. O con un trenzador o un artefacto para poner cuentitas en las mechas. Y cuando tenemos unos años más, once o doce y vamos a la playa en familia, pasamos por los artesanos y nos hacemos alguna trencita árabe o bahiana para estar a tono con la playa y que después la seguimos llevando haciendo juego con el bronceado que perdura cuando volvemos a la ciudad.


Yo no soy la excepción. Mis cambios de pelo no eran vanidad. No eran tampoco, como dicen algunos, porque necesitaba un cambio en mi vida. Muchos menos porque no sabía lo que me gustaba o no tenía un estilo definido.


Tuve el pelo de mi color, ese que los peluqueros te dicen rubia ceniza y todos piensan que es castaño, pero que cuando hay sol se ve medio dorado, medio colorado. Lo tuve rebajado y recta. Me rapé el costado de cabeza, a modo de semi cresta y también me rapé la nuca para sentir en el verano esa sensación tan rara. Me puse extensiones. Me teñí, mechones de rojo, todo el pelo de rosa hasta parecer un troll, volví a mi color, al rubio, al negro azabache total. Me hice una rasta perdida en la nuca. Me corté el flequillo, recto, para el costado, lo volví a dejar largo y lo tiré para atrás a modo de jopo. Usé vinchas y hebillas.


¿Por qué los cambios, entonces?


Para recordarme que uno siempre cambia. Para expresar que el ser humano no es estático. Mi mente cambiaba todo el tiempo, mucho, y yo podía permitírmelo. Pero tenía que ser consciente que todo cambio deja su secuela: mi pelo se volvía quebradizo, crecía con menos fuerza, se ponía feo pero lo tenía como quería.


Pero también cambiaba mi pelo para recordarme que la estética no era lo más importante. Que si me quedaba feo ese nuevo flequillo, mejor, así prestaba atención a lo que peor me quedaba: estar mal.

46 comentarios:

  1. "lo tenía como quería"
    Eso es lo más importante. Ser como uno quiere ser y no como a los demás les gustaría que fueramos.

    Por mi parte, soy la excepción a la regla. Creo que pocas cosas me interesan menos que mi pelo.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. todos los dias "son buenos" para echar de menos. gracias pr pasar.
    un abrzo

    ResponderEliminar
  3. cambiar por fuera, por dentro, cambiar... eso es el motor, el cambio, si somos estáticos, no somos, el cambio más allá de la moda, el cambio más allá de saber, el cambio de arriesgarse, yo cambié mi pelo como usted, cambie mis ojos, mi ropa, mis uñas mis aros, mis tatuajes, me cambié por fuera, me fue modificando por dentro, es la eterna naturaleza humana, el cambio para bien o para mal, pero el cambio, motor del conocimiento...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. "Tuve el pelo de mi color, ese que los peluqueros te dicen rubia ceniza y todos piensan que es castaño, pero que cuando hay sol se ve medio dorado, medio colorado"

    Es la exacta descripción de mi color de pelo.
    aunque yo jamas me hice más que un rebajado. Ni tintura, ni cortes raros, ni rastas.
    No es que no quisiera, sino que nunca me animé.
    Cagona? si, definitivamente.


    Un beso,
    Ara.

    ResponderEliminar
  5. Está bueno usar como clavos los cambios superficiales.

    ResponderEliminar
  6. Dicen que cuando una mujer hace algún cambio en el pelo, es porque se quiere olvidar de algo. No sé si es verdad, vos me dirás.
    A los hombres también nos interesa nuestro "estado capilar", sino no habría tantos impantes (a Ruckauf le queda hermoso, XD).
    Saludos, lindo blog.

    ResponderEliminar
  7. Pero también cambiaba mi pelo para recordarme que la estética no era lo más importante. Que si me quedaba feo ese nuevo flequillo, mejor, así prestaba atención a lo que peor me quedaba: estar mal.

    Decis que cortarte el pelo de tal forma es una manera de castigarse a uno mismo, a veces?

    ResponderEliminar
  8. Caundo era peque (me gusta decirlo asi, peque, suena bien) mi tia, que era una mujer en sus 20 largos, me llevaba a su casa a dormir. Y cuando me bañaba en esa tina que era un oceano, y jugabamos con mis pinipon (asi se escribia?), ella me hacia baños de crema y alababa mi pelo, que en aquel entonces esra un puñado de tirabuzones negros y definidos.
    Tantos baños de crema, y un muy mal corte de pelo (carre a los 13 años, cuando mi cara todavia era redondita y cachetona) terminaron por convencerme que los cortes de pelo no eran lo mio.
    Hasta hoy los evito, porque siempre me queda esa sensacion de salir y sentirme mal. Asi que mipelo, hoy, es un corte recto hecho a mano propia, con un flequillo recto bastante largo, que por ser causa de "rollinga!", paso a quedar de costado, sobre un ojo...

    ResponderEliminar
  9. Yo siempre pertenecí al grupo de las despeinadas que hasta el día que se mueran nunca van a aprender a peinar su pelo....

    Me gustó mucho tu blog!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Yo creo que casi todas hacemos lo del pelo. Es un statement, una declaración ante el mundo de que eres tu, y también otras.

    ResponderEliminar
  11. jamás me hice nada en mi pelo!! por dios!! salvo algún corte de moda y un par de rastas que siguen acá y que las amoooo!! Tan monótona es mi vida?? jaja!! Me gustó mucho!! Saludos

    ResponderEliminar
  12. el cabello siempre es importante para todas las mujeres... super super importante!

    ResponderEliminar
  13. fluir fluir

    esa es la cuestión

    peace an love!

    ResponderEliminar
  14. este tema me gusta... yo ando agarrando valor para las rastas pero es que este calor no me ayuda nadaa decidirme, ya me imagino la combinacion de rastas y calor agghh!! jaja... lo que hice ahora fue cortarmelo a la nuca y como se esponga ando de pandro por la ciudad, este look me gusta... el flequito me lo tuzaron hace una semana pero ya crecera... lo que si nunca he hecho porque no me llama la atencion es pintarlo, teñirlo o como lo quieras llamar...
    por cierto sabes que las "rastas" en realidad se llaman dreadlocks, rasta es la religion...
    saludos y gracias por el comentario...
    bye

    ResponderEliminar
  15. Holaa, que interesante eh jaja las tranformaciones que tenemso mientras crecemos, si bien la tuya fue en el cabello la mia fue con la ropa, los utensilios y etc jijiji, en cuanto mi cabello recuerod que una evz mi mamá me lo onduló la quería matar!!! todo xq a los 11 una no tiene mucha eleccion decisión de ahi tengo un pánico xq me toquen el cabello u hagan algo.

    ResponderEliminar
  16. debe ser jodido mantener bien el pelo despues de tantos cambios

    tratalo bien o te vas a quedar pelada (:

    besos, me gusto tu blog

    ResponderEliminar
  17. Hermoso y necesarios los cambios..sino como uno elige las alternativas que mas le agradan?
    besos

    ResponderEliminar
  18. Yo tuve muchos peinados, muy corto, me rape, lo tuve largo, luego corto con partidura al medio y ahora esta creciendo llego a los hombros y tengo muchas ondas de vez en cuando uno q otro rulo, pero cambie por razones muy muy especiales, no podia darme el lujo de estar siempre igual, digamos q por una cuestion de trabajo...
    Un beos q estes bien.
    Ahora como lo tenes al pelo? retorno su firmesa?

    ResponderEliminar
  19. Ahora lo tengo teñido de negro, con raíces que algunos preguntan si son canas y hasta los hombros, o sea, bastante corto y con flequillo recto que me queda mal pero a mi me gusta.

    ResponderEliminar
  20. JAJAJ eso es lo mejor(L)
    yo me teñí por primera vez a los 12, era rubia y me teñí de negro azulado. en ese entonces tenía el cabello bastaaaaante largo, asi que me lo rebajé y me rapé la nuca. después me arrepenti y me volvi a teñir de rubio, me hice claritos, con un flekillo al costado. me teñí de castaño, me lo volvi a rebajar pero mucho más cortito, me hice flekillo desmechado, me teñí de rojo, flekillo al costado de nuevo, y ahora flekillo recto y cabello castaño. pero me kiero hacer rastas, o teñirlo de negro, o hacerme una cresta, o todo junto JAJAJ creo ke la gran mayoria de las mujeres necesitamos un cambio de vez en cuando. a mi me pasa ke llega un momento ke no me aguanto ni yo, entonces me la agarro con mi pelo, locuras de mujeres.

    con respecto a tu blog, es la primera vez que paso por acá y hace meses que estoy enganchada con tu historia. me identifico bastante. siempre me pregunto lo mismo que decis vos, por qué la gente se empeña en clasificarse como si fuesen sustancias químicas. tuve un desengaño amoroso como el tuyo con un hombre, ahora estoy enamorada de una mujer, me agarró la locura de las pastillas, el alcohol. en fin, creo ke es parte de la adolescencia todo esto, nada mas ke algunos lo superamos, otros no.
    escribis con un sentimiento ke pocos pueden demostrar, y me encanta. voy a esperar a la proxima entrada a ver como sigue todo esto :D
    besos (L)

    TEFI

    ResponderEliminar
  21. UY ESCRIBI MUCHO JAJAJ ESPERO NO TE MOLESTE LEER ..

    ResponderEliminar
  22. Para nada me molesta, me encanta! Gracias por lo que decis ^^

    ResponderEliminar
  23. me encantan los cambios en el pelo mas cuando quedan bien, o en realidad mejor dicho.. cuando me gustan como le queda a esa persona.
    te leo.

    ResponderEliminar
  24. Los cambios son buenos y positivos, pero siempre que estos sean porque una quiere y no por obligacion...

    besotes de esta peke.

    pd. te espero por mi rincon con tutaza de cafe caliente, siempre que quieras...

    ResponderEliminar
  25. Vivo cambiando mi pelo, agoa está rojo borgoña y está un poco feo.
    La culpa la tienen las Rosalbas fashion y las Barbies, estoy segura.

    ResponderEliminar
  26. ultimamente estoy con ganas de hacerle algo a mi pelo,no se porque,y me estoy decidiendo por esa mini cresta que decis vos teñido de negro,no se..


    esta perfecto lo que decis,lo tenias como querias,sin importar nada,vos elegias como estar..


    te mando un beso!

    ResponderEliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  28. siempre me llamo la atencion el detalle que, cuando una mujer se separa/divorcia/corta una relacion... lo PRIMERO que hace es cambiarse el peinado y color de pelo.

    ResponderEliminar
  29. voto por los cambios! de todo tipo! Y es verdad que el pelo en las mujeres es casi determinante...

    ResponderEliminar
  30. Para mi están buenos los cambios. Yo mis cambios los interpreto como que pasa un período de tiempo determinado, y uno necesita verse diferente (o por lo menos yo)

    Aguante el pelo! cortarlo, alargarlo, teñirlo y hacerle cosas, es lo más fácil que tenemos para cambiar.

    ResponderEliminar
  31. A veces nuestro exterior es un reflejo del interior. Cambiamos el estilo del pelo porque necesitamos otro tipo de cambio y cosas así. Pero a veces también funciona al revés, y un cambio en nuestro eterior (para bien o para mal) nos lleva a ver como anda todo en el interior.

    ResponderEliminar
  32. Yo siempre fui de las que estan todo el tiempo pendiente del pelo :S

    ResponderEliminar
  33. Yo tambien siempre me hice muchas cosas en el pelo!
    Y se viene una rastaaaaa (=
    Q buen blog, me gusto muchiisiimo!


    Adios
    Sophie
    buenas vibras!

    ResponderEliminar
  34. yo creo que sos una mina predecible aparte de común y corriente (es un cumplido eh? no vayas a matar a mi familia :), las vueltitas han sido hermosas te adoro. Me gustó mucho este post hizo que reflexionara, acá al lado hay una peluquería

    ResponderEliminar
  35. una buena forma de recordarse siempre a uno mismo ciertas cosas.
    me parece bien.

    ResponderEliminar
  36. ¿que estudias a q se te va por filosofar con el corte de cabello?

    ResponderEliminar
  37. creo que sos una tarada realmente tus historias son comunes todos pasan por cosas similares creo que de lesbiana solo tenes un blog lo demas es pura historia seguro que ahora estas soltera y tu vida se minimiza en el pasado .... crece sos muy tarada

    ResponderEliminar
  38. Ah, siempre hay un boludo/a que bardea sin dar la cara. Crece, si no te gusta no entres y no vas a tener ni un mínimo problema.
    Perdón iba a comentar algo sobre lo bueno de las opciones de cambiar, pero este ultimo mensaje me indigno.

    Éxitos nena :)

    ResponderEliminar
  39. Hola anónimo. Si, soy una persona común, nunca lo negué, es más, si te fijás en mi perfil, digo "soy una persona como cualquier otra".

    Por otro lado, la razón por la que dejo que haya comentarios anónimos es por si hay alguien que no tiene blog y quiere acotar algo. Pero si, corro el riesgo de que venga alguien y en la impunidad del anonimato diga lo que se le antoja. Y no explique nada; ¿por qué soy muy tarada? ¿porque me animo a escribir mis cosas? ¿Qué carajo sabés vos de lesbianismo? Y aunque lo sepas, ¿quién sos para juzgar? ¿No leíste que no me interesan los rótulos sexuales por lo cual no me ofende que me digas que no tengo un pelo de lesbiana?

    Anónimo, la que tiene que crecer no debo ser yo.

    Besitos! Después contale a tus amigos (si tenés) que alguien te dio bola y te respondió un comentario.

    ResponderEliminar
  40. Llevo 23 años pendiente del pelo: opiniones, alabanzas, críticas... Todo lo engulle ese agujero negro :D Y los que me quedan aún, con un poco de suerte.
    Un abrazo.
    PD: Aunque no he tenido tiempo para comentar las entradas anteriores (ésta se me ha hecho irresistible), sinceramente me parece que sigues una progresión magnífica.

    ResponderEliminar
  41. jajaja hace unos meses me corté el cabello diske un cambio de look ...me lo fregaron, aún estoy esperando q crezca u.U

    ResponderEliminar
  42. Yo me e hecho de todo
    1-trenzas
    2-lacio
    2-rolos
    3-flequillo hacia el lado
    4-flequillo recto
    5-mechones rosados
    y ahora espero a que me cresca el flequillo para hacerme un mohawk
    de chica y todavia tengo 12 años

    ResponderEliminar