Me hacen feliz

miércoles, 8 de julio de 2009

Empezar a gritar.

Supongo que todos tenemos una revolución cuando pasamos de niños a adultos. Esa transición que te desconcierta. Tu cuerpo ya no es el mismo, y no hay modo de pararlo, porque está ahí, cambiando. Y uno puede encerrarse en su habitación y seguir jugando a ser niño, pero la realidad es que no puede permanecer inmune.


Pero ese cambio no es sólo cuestionamiento, no es como a los tres años que a cada cosa que encontramos le preguntamos el por qué y las madres, sonrientes, nos llaman sus pequeños filósofos y nos acariciaban la cabeza, que estaba ahí, donde terminaba su mano, en la medida justa. La preadolescencia, como le llaman, es cuestionarse para decir no. A alguno ese cuestionamiento no les llega hasta la adolescencia, pero es el mismo período. Vemos que hay responsabilidades y no queremos tomarlas, descubrimos que no somos tan especiales como nos decía mamá y empezamos a definir la personalidad: somos fanáticos de una banda y que nadie más ose serlo, empezamos a hablar distinto, a movernos distinto y a odiar el mundo adulto.


A los 12 años tuve mi revolución, que se empezó a gestar a los 11. Fue cuando decidí que no iba a dejar que el mundo me siga pasando por arriba. Decidí que no era justo tragarme cosas, decir que si a todos para que los demás estén bien y no ver lo mismo de su parte. Y empecé a gritar, a despotricar contra todo.


En el colegio cristiano al que iba se hacían las asambleas de curso: se evaluaba por medio del diálogo cómo eran las relaciones entre los alumnos. Todos decían que eran un grupo unido y hermoso. Yo recuerdo haberme parado y decir que era una mentira, que muchos se creían superiores y que no lo eran, que solo tenían la plata de sus papis. Fue un golpe duro para los doce años. Pero no era problema del curso, era mi problema, así que me pusieron una psicopedagoga. Diagnóstico: hipersensibilidad. Mi primer experiencia con el psicoanálisis fue ver cómo una psicopedagoga delegaba un problema profundo a una persona. Quienes pregunten por qué huyo del psicoanálisis, quizás aquí tengan una primer respuesta.


No paré ahí. Me convertí en la pesada que decía todo. Mil veces. Si, estaba desequilibrada. Pasé del silencio total al bullicio continuo. Algunos todavía no habían llegado a ese cambio, quizás por eso no lo entendían.


Pero quienes mayormente no entendían mis necesidades, o al menos no tenían la misma reacción que yo eran Ayelén y Sofia. Ellas no querían gritar, al menos no todavía. No tenían ni la voz ni el coraje ni las ganas de hacerlo. Y yo lo sentía como la mayor necesidad de mi vida. Así que tuve que buscar gente que si quiera hacerlo. Y busqué dentro del curso y busqué de mi mismo sexo. Y ahí estaba: Carina.

55 comentarios:

  1. Que fea esa etapa, donde ves los autitos de juguete y los muñecos y todo eso y te dan unas ganas tremenda de tirarte al piso a jugar, pero todo tu entorno dice que no podés, que ya sos grande para eso grrrrr menos mal que para esa etapa jugar a los jueguitos estaba aceptado y me sirvió como substituto.

    Los psicólogos le dicen sindrome de peter pan, yo le digo ser feliz.

    P.S.: ¿no faltó la etiqueta Carina ahí? digo, para seguir con la lógica que venía hasta ahora ;)

    ResponderEliminar
  2. Si, Nick, tenés razón!

    Me quedé pensando si era Carina o Karina porque ella a veces usaba la K de inicial, pero no sabía si era precisamente porque buscaba su identidad en la diferenciación, como yo, o porque realmente era con K.

    Ya lo arreglé. Gracias por avisar (:

    ResponderEliminar
  3. siempre hay una edad para empezar a gritar y expresar todo lo que queremos -así nos miren mal y no haya gente que nos apoye en este recorrido-... siempre suceden esas cosas, unos se demoran más y otros menos pero alguna vez sucede!!

    ResponderEliminar
  4. me gusta el relato y admiro como te acordas esos hermosos detalles que tantas veces pasamos por alto. (mi alzheimmer ederitario y yo no nos llevamos muy bien con el pasado).
    te leo y me gusta como escribis nat, y lo que decis, tenes razon no se bien cuando me llego ese momento a mi, pero me dura todavia y eso me gusta de mi.

    beso.

    ResponderEliminar
  5. Me encantó tu blog!
    Ya leí todos los posts.
    Me gusta cómo escribís... y tu historia.

    Seguiré leyendo :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Unos gritan antes y otros después.
    UN beso.

    ResponderEliminar
  7. jaja si, demasiado desconsiderada :)


    saludoss

    ResponderEliminar
  8. Asi me gusta, a no callarse. Esa es la actitud que hay que tener siempre.


    Un besito!!

    ResponderEliminar
  9. Realmente admiro como escribis... me dio gusto entrar hoy y volver a leer algo nuevo...
    estoy pasando seguido y comentando, beso

    ResponderEliminar
  10. Es una verdadera lástima que una psicopedagoga irresponsable y con total falta de compromiso te haya enemistado tanto con la psicología, siendo que ésta es una gran ayuda. A mí me pasó lo mismo en mi adolescencia rebelde y ramonera: me mandaron al psico y, como todo lo que uno hace por obligación y sin estar convencido, fue un fracaso. Por suerte, muchos años después me di otra oportunidad (en realidad en el medio hubo otra estúpida pero supe discernir entre la generalidad y la eventualidad) y me está yendo más que bien.

    Y con respecto a los gritos, podríamos decir que me pasó lo mismo: pasé de mudito a gritón, casi sin escalas. Hoy sigo siendo un viejo gritón, pero es otro tema.

    PD: tus cliffhangers son geniales, parecés guionista.

    ResponderEliminar
  11. Fué medio exagerado que te mandaran a la psicopedagoga. Maldito Freud y malditos hijos del diván :P

    ResponderEliminar
  12. Yo soy una más de las que huye del psicoanálisis, también tengo una experiencia bastante fea.
    Venía leyendo tu blog (pero nunca había comentado), lo sigo haciendo. beso!

    ResponderEliminar
  13. carina!
    quiero saber mas de ella, quiza ya contaste algo y me lo perdi, porq no hace mucho que sigo tu blog. y de no ser asi, qiero saber mas! (:.
    la revolucion empezo por un hecho en especial?.
    saludos!
    orne

    ResponderEliminar
  14. ja... entonces debo tener una eterna disfonia porque sigo siendo el mismo inmaduro!!!!!

    saludos!

    ResponderEliminar
  15. A los 11 quería matar a medio colegio (católico también), a los 18 cuando me egresé, seguía pensando lo mismo. Ergo, el mundo no cambió, continúa siendo igual.

    Hay que gritar bien fuerte, aunque nos quedemos afónicos, para que las etiquetas socialmente impuestas dejen de tener peso

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Fue una lástima lo que te pasó, porque yo soy fan total del psicoanálisis. Me ha ayudado a superar muchísimas cosas, le debo mucho.

    By the way, me gusta el blog. Me vas a ver por acá. Besos

    ResponderEliminar
  17. Es traumático descubrir y empezar a sentir tantas cosas de golpe. Cosas que como son nuevas, al principio no parecen tan correctas, no dan buena impresion.
    De terror.

    ResponderEliminar
  18. la verdad esa etapa es bastante dificil de los 12 a los 15 mas o menos es lo mas jodido, yo la sufri bastante por lo menos, y en cuanto a revelarse,
    tenia 4 años y no queria ir al jardin y me "revelaba" todos los dias, imaginate qe le dijeron a mi mamá qe me llevara a un psicologo a esa edad, loca igual mi mamá no lo hizo, y no se que hubieran descubierto en mi, en fin un besote

    ResponderEliminar
  19. no deje que los traumas no le permitan conocer cosas nuevas... la terapia es importante y la necesitamos todos! pero quizas necesites psicologos más interactivos y no tan pomposos! hay muchos muy copados que hacen bien!! Por otro lado está bueno cómo escribis lo que escribis. Me había quedado en la aparición de Ayelén yo pero ahora apareció Cariiina! beso

    ResponderEliminar
  20. Yo estoy saliendo, hay veces que da ganas de tirar al mundo de los grandes a la reberenda MIERDA, quizas porque hay veces de jugar a la barbies, o nosè- Tener sentido de la realidad no es muy lindo que digamos, si nose si cambiar, nose si podre hacerlo y nisiquiera sè si estoy cambiando para bien o para mal. jaja , Un besote:)

    ResponderEliminar
  21. uyy si estapa rara... yo queria seguir jugando a las muñecas jaja...igual yo fui bastante boluda recien grite y bastante a los 30 ajaj si no no te rias.. pero bueno el que grita ultimo grita mejor jaja... besote me encanto el post...

    ResponderEliminar
  22. Pero en realidad te re admiro flaca!! No se que edad tenés ni nada...a mi esa etapa me llego recien a los 22 años!! Después me tranquilicé y acepte las cosas y otras no y reniego de ellas, pero admirable tu maduración!!!
    Me gusta, me gusta mucho este blog!!!!

    ResponderEliminar
  23. A todos nos pasa eso.. el querer girtar y decir todo al mundo... a mi me paso a los 16..s iempre fui la nena buena de mis papas.. pero a veces la forma de gritar y quitarnos esa molestia no es buena.. la mia no lo fue..

    Si no nos gusta algo ahora.. (mas bien yo) busco la formade cambiarlo y si no puedo pues nimodo .. que hacerle a aceptarlo..

    Por cietto gracias por visitar el blog1

    ResponderEliminar
  24. Como dice Piripipi eres admirable, a esa edad poner el pecho a la situacion es algo muy extraño. Yo fui y soy un revelde de nacimiento, siempre en el camino contrario al resto, me mandaron mil veces a psicos pero nunca iba, mi vieja es psicopedagoga y eso me ayudaba a ebadir.
    Besos!

    ResponderEliminar
  25. no sea lesa
    mire y lea
    http://pensamientovulgar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  26. Yo siempre fui la que gritó, la que organizó, la que se enojó, pegó, golpeó, se enojó y a quien todos amaban y odiaban por igual...
    Qué sé yo, son etapas, creo que hay que dejarlas atrás y ya... La adolescencia es encontrarse a uno mismo, reconocerse en uno mismo YYY en el otro, pero llega un momento en que es necesario dejar eso atrás... Qué sé yo, será que no creo en los "traumas" o las "enseñanzas" si éstas se relacionan con la adolescencia (todo esto viene a lo que decís sobre tu rechazo a los psicologos).

    Por otro lado, digo... Porque homo o hetero? No se puede ser bi?

    ResponderEliminar
  27. yo tambien la pase...
    dije lo que tenia que decir
    y me cambie de colegio a uno que me gustaba mas y tenia clases de dibujo!
    :)

    ResponderEliminar
  28. imagino q carina te habrá apoyado.

    ResponderEliminar
  29. creo que nunca superé esa etapa
    aunque tenga pelos en la lengua

    ResponderEliminar
  30. www.paulinapasos.blogspot.com

    Hola a todos me llamo Paulina Gabriela Pasos Perez, vivo en Puebla, estudio artes plasticas,
    tengo 23 años soy una chava muy, ma muy liberal, busco
    amigos y otras cosas mas, para contactarme visiten mi blog y veran
    fotos mias, quien soy etc. etc. mi blog es

    www.paulinapasos.blogspot.com

    espero hacer muchos, ma muchos amigos jejeje.
    hay muchas personas me han pedido mi celular o mi telefono o como contactarme, y viendo que mi novio se hace de la vista gorda jijiji le dire que hay 4 maneras de contactarme pero cada tiene su incoveniente, son dificiles pero no imposibles porque ya DOS personas lograron encontrarme y se las ingeniaron para llegar hasta mi cocina el muy ca…nijo, y el otro……jijiji pero nos la pasamos bien.

    1ra manera es por mi numero de celular y es el 222-161-9015 el incoveniente que cuando estoy siempre con mi novio me lo quita para ver quien me escribe o me habla, asi que si les contesta un hombre ya sabràn quien es, y hay veces que de plano se lo lleva.

    2da manera es por mi numero de Tlfono de mi casa es el (222) 2354645 el incoveniente es que no me encuentran porque estoy con mi novio o contesta mi abuelita y espanta a todos mis amigos jejeje o contesta mi primita que se hace pasar or mi y les hace un drama, pero es muy buena actriz, si lo sabré yo, ¡ la odio !

    3ra manera es que lleguen en mi casa la direcciòn es Calle : Privada Vicente Suàrez No. 6, Col. Joaquin Colombres, C.P. 72300, en la ciudad de Puebla, mi cuarto esta en el segundo piso la ventana grandota, el incoveniente es que en las tardes estoy en la escuela y en las mañanas a veces estoy pero ocupada con mi novio jijiji

    4ta. Manera es que me encuentren en la escuela Instituto de Artes Visuales del Estado de Puebla, la dirreciòn es Boulevard 5 de Mayo, No. 208, Col. Xanenetla, frente al hospital de San José, inconveniente aunque somos pocos en la escuela pueden encontrarme pero mi novio va también en la misma escuela en el ultimo semestre.Son las 4 maneras de encontrarme para lo que quieran, eso depende no creen ?

    ResponderEliminar
  31. Siempre me dijeron "cuando termines el colegio vas a querer volver, son los mejores años de tu vida". Ya pasaron años y sé que no tengo el mínimo deseo de volver a esos años...

    La búsqueda nunca se detiene. mucha suerte!

    Paz

    ResponderEliminar
  32. Este sería un gran ejemplo para agregar a mi lista de "los porqué te apuntaron con el dedo". Es difícil madurar antes que el resto.

    Besos! ♥

    ResponderEliminar
  33. jeje que linda esa rebeldia de esa edad...

    es veda arrancaste un poco antes vos..

    mmm

    huelo q viene otra etapa linda en este blog...


    grax por pasarte y compartir por mi blog

    me esta agradando esto

    beson

    fran!

    ResponderEliminar
  34. a mí me pasó algo parecido... eso, se ser el calaldo a ser el que habla demasiado... nunca fui un adolescentes rebelde, no me hizo falta... pero es cierto que uno comienza a cuestioanrse cosas diferenets a esa edad...

    besos, me gusta como va tu historia :)

    ResponderEliminar
  35. "decidí que no iba a dejar que el mundo me siga pasando por arriba. Decidí que no era justo tragarme cosas, decir que si a todos para que los demás estén bien [...]. Y empecé a gritar, a despotricar contra todo"... Eso es exactamente lo q me esta pasando a mi en este momento, mejor dicho, ese es el resultado de la terapia.

    ResponderEliminar
  36. La verdad es que lo pase muy bien gracias!!!!

    ESpero que tu lo hayas celebrado de alguna manera!

    ResponderEliminar
  37. A mi tambien me mandaron a colegio catolico, y sigo puteando, por que voy a seguir pecando, pero ese colegio de mierda, hace que a veces sienta culpa de cosas, que hice y voy a seguir haciendo.

    El primer dia de clases, el cura de la Iglesia, se refirio a mi como "Perro sin amo". por que mis padres eran separados


    Los curas son emfermos que se creen capaces de juzgar a todo el mundo

    ResponderEliminar
  38. escribis tan bien
    que dá gusto seguir leyendo
    espero la prox entrada con ansias (!?!?!)

    saludos.

    ResponderEliminar
  39. no se a que viene esto...
    es copado (como lo dice todo el mundo arriba) pero no se a que viene
    de todos modos, un pequeño consejo el psicoanalisis no es la revolucion, es decir la terapia puede no servirte... o tambien vos no servirle a ella... se como sea tranqui!
    lei en la descripcion de tu perfil que decias algo asi como que "mas alla de ser bisexual o lesbiana... blah blah blah" es muy graciosa la caracterizacion que haces! es como te describis en el post, primero te sobresalto (y te hago mirar algo espectacular, asi te distraes) y luego bueno, luego lo que no valoro pero lo que realmente si me compone
    saludos espero que no te moleste un comentario un poco demas personal para no conocernos

    ResponderEliminar
  40. Carina Con "C" Ya me adelanto al proximo post y esa mina te termina cagando, las carina con C son malas personas, eso es así.

    40 comentarios!! te la regalo tener que devolver tantas firmas, lindo laburito te espera :)

    ResponderEliminar
  41. Poco a poco estoy leyendo tu blog. Gracias por pasar por el mío.

    ResponderEliminar
  42. A mi me aburre la gente que no dice las cosas.

    ResponderEliminar
  43. Nada mejor que decir lo que uno piensa. Yo estoy a favor del sincericidio y del respeto hacia el otro, o sea a no permitirle a nadie que me pase por encima. Pero así fui siempre..

    ResponderEliminar
  44. Te felicito por este escrito. Disfruté mucho de la lectura.

    Gracias por visitar mi blog y participar de mi propuesta.

    Espero que nos visitemos con frecuencia.

    Un beso,

    Pablo

    ResponderEliminar
  45. A mí me llegó hace un año, tarde. Bah... ¿quién dice que es tarde, no?.
    Pero por más que tenga mil mambos, me encanta esta etapa, en la que quiero saber lo más que pueda y re-cuestionar(me) otras miles de cosas.
    Quiero saber ya más de Carina haha.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  46. waw, nuevo personaje ♥
    me siento identificada con tu vos a los 12

    ResponderEliminar
  47. Hola. me gusta mucho como escribis...
    gracias po pasarte por mi blog
    saludos

    ResponderEliminar
  48. Che, la verdad me nefrega tu sexualidad, pero algo sí me llama la atención.. qué precoz la muchacha! Eso que te pasó a los 11 en mi caso fue a los 17.

    Ojalá te mintiera, pocos me creen. La mayoría lo ignora! Duele que te ignoren.

    ResponderEliminar
  49. uno siempre busca a alguien qe ayude a concretar sus fines. siempre.
    es bueno encontrarlos y qe la union sea la voz.
    un abrazo!

    ResponderEliminar
  50. muy bueno.
    a mi me pasaba lo mismo.
    me peleaba mucho en la primaria.
    era "la revelde" por plantarme a la mediocridad de las monjas.
    y no me echaban pq era de las que tenía plata y pagaba todo a término.
    eso era lo más injusto de todo, estar presa ahi entre ese grupo de hipocritas.
    hasta que repeti :D y fue maravilloso.
    chau monjas chau chau reverendas hijas de puta

    ResponderEliminar
  51. r-eVolución esa palabra tiene una magia y un noseque que simplemente me maravillan*

    besosdulces*

    ResponderEliminar